IBIZA PARA NIÑOS

Durante muchos años estuvo instalado el mito de que Ibiza no era un destino turístico para los niños. Las centelleantes luces de la escena clubbing de la isla en ocasiones ciega y eso conlleva que la realidad sea más complicada de ver. Porque Ibiza es una isla de ensueño para los más pequeños, repleta de actividades y de lugares donde no pararán de divertirse.

La mayoría de las playas de Ibiza son perfectas para ellos, incluso si son bebes existen muchas playas con accesibilidad para los carritos. Calas de arena y de pequeñas piedras en las que los niños pasarán una jornada de juegos y de castillos de arena. Sus aguas cristalinas y la ausencia de oleaje, hacen de ellas piscinas templadas y poco profundas donde los padres se sentirán más seguros. A no ser que quieras visitar una cala recóndita y con difícil acceso incluso para un adulto, el resto de ellas pueden ofrecer a una familia una jornada inolvidable.

Recorrer la historia con los pequeñajos también les puede resultar divertido. Subirse a los cañones de Dalt Vila y caminar por sus calles empedradas y por sus murallas les hará sentir como si estuvieran en un castillo medieval. Otra experiencia que vuelve locos a los niños es adentrarse en uno de los mercadillos de Ibiza. Su colorido y su atmósfera les hace caminar con los ojos abiertos, alimentando su imaginación a cada paso. Además en estos mercadillos suelen realizarse actividades específicas para niños, en las que realizar artesanía o disfrazarse como un auténtico hippie.

Los niños pueden llegar a cansarse de tanta playa. Un buen plan llegado este caso es visitar el interior de la isla, sus pueblos, sus bosques de pinos, almendros, algarrobos u olivos. Pueden hacerlo de tres formas a cada cual más interesante. Recorriendo alguna de las rutas a pie que atraviesan la isla, en bicicleta, o incluso a caballo.

Para los más intrépidos también existen varios espacios para conducir karts, incluso un parque acuático en Playa den Bossa lleno de toboganes y atracciones con las que terminarás completamente empapado. 

Ibiza es una isla cosmopolita, rica en culturas y en nacionalidades, nada mejor para la educación de un chaval que relacionarse con gente de otro país, intercambiando experiencias y juegos, y estrechando lazos con niños que viven y se expresan de una forma diferente.

Si tienes hijos no lo dudes, Ibiza superará tus expectativas.., y sobre todo las de ellos. 

error: CONTENIDO PROTEGIDO