El ali oli es un entrante típico de la gastronomía mediterránea. No hay restaurante en Ibiza que no ofrezca un entrante de ali oli, acompañado de pan payés. Un pan que puede ser moreno, blanco o mixto y en se aromatiza con anís y se acompaña con olives trencades (aceitunas partidas o machacadas, maceradas con hinojo).

Una tendencia que abarca a todo el arco mediterráneo y que se remonta a los romanos y a los egipcios.  Ya desde el tiempo de los romanos se le atribuían al ajo virtudes terapeúticas y energizantes. Existía la creencia en Roma de que los soldados, los atletas y los luchadores se fortalecían comiendo muchos ajos.

Los ingredientes fundamentales del ali oli son un mortero, ajos, aceite, un poco de sal y mucha paciencia. Para hacerlo se salan ligeramente los ajos (dos son suficientes para un mortero entero de salsa) y se colocan en el recipiente sin el tallo verde amargo que muchos ocultan en su interior. Se van machacando con paciencia hasta que suelten su jugo y poco a poco se le añade el aceite. El jugo del ajo emulsiona con el aceite hasta conseguir la textura deseada. Al final si se desea, se puede rectificar de sal.

 Se considera una salsa beneficiosa para la salud porque no contiene proteínas, menos de 3 gramos de carbohidratos, 86,90 gramos de grasa por cada 100 gramos y no contienen azúcar, aportando 796 solo calorías a la dieta. Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas K, E, B9 y B4.

En Ibiza la mayoría de los restaurantes desde el más humilde a lujoso ofrece este entrante y en la actualidad varios locales han creado variedades exquisitas. Por ejemplo, Musset Santa Gertrudis que ha marcado tendencia con su ali oli de remolacha. Una salsa muy especial y deliciosa que cambia al color de la remolacha cuando la añadimos con un poco de vinagre. Ideal para tomar con rebanadas de pan payés o para acompañar platos de carne o pescado.

También en el Restaurante Casa Piedra sorprenden a todos sus visitantes con su original ali ali de pimientos de piquillo. Una salsa exquisita que sorprende a todos los que se acercan al conocido restaurante ibicenco. Diferente y una especialidad difícil de encontrar en otro sitio.

Por último, destacamos el restaurante Pou Des Lleó y su ali oli casero hecho en el momento. Una salsa reconocida por su auténtico sabor a ajo tradicional que tiene una fama nacional e internacional.

 

 

 

 

 

 

 

error: CONTENIDO PROTEGIDO