El casco antiguo de Ibiza es conocido como “Dalt Vila”. Una ciudad se encuentra rodeada por unas imponentes murallas que fueron declaradas Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999. Dalt Vila es el centro de gobierno, comercial y cultural de la isla. Una ciudad situada sobre un pequeño monte, el Puig de Vila y en la que encuentran algunos de los edificios más importantes de la isla. Uno de los lugares imprescindibles para cualquier viajero en el que se ve la huella de las diferentes civilizaciones que han pasado por la isla.

En este casco antigua hay que visitar la catedral Santa María de las Nieves y el Ayuntamiento de Ibiza que era antes un convento de dominicos y tiene un hermoso mirador. Monumentos que se pueden conocer a pie mediante un paseo por sus calles pequeñas e inclinadas. Al final del paseo se pueden disfrutar de unas vistas impresionantes entre las aberturas de los baluartes y sus explanadas.

La puerta principal, o Portal de Ses Taules, está flanqueada por dos estatuas romanas nos conduce a un patio de adoquín que es la antesala de la Plaza de Vila o plaza principal. Un lugar estupendo para ver sus curiosas casas de estilo gótico catalán. También podemos encontrar tiendas de recuerdos de artesanos locales y curiosas galerías de arte.Además podemos encontrar hoteles como la Torre del Canónigo, con vistas del puerto y del castillo cercano y restaurantes calidad en Dalt Vila.

Además podemos descubrir en el casco viejo las cúpulas la iglesia de Santo Domingo y la plaza principal de la ciudad, Vara de Rey, donde hay una estatua dedicada al general ibicenco del mismo nombre que luchó en la guerra de Cuba.

En la Plaza de La Catedral se encuentra el Museo Arqueológico de Ibiza, con muchos restos importantes de la época en que Cartago dominaba el Mediterráneo. También el Museo de Puig des Molins donde se encuentran antiguas tumbas púnicas y la mejor colección de restos púnicos del mundo.

En 2002 se descubrió una habitación que ocultaba una salida desde el castillo de Ibiza en Dalt Vila. Una curiosa sala con piezas de alfarería, armamento y otros objetos de uso cotidiano en la isla desde los tiempos de los fenicios hasta el mismo siglo XIII. Un lugar curioso que está ayudando a los arqueólogos a conocer más detalles del pasado de Dalt Vila.

 

error: CONTENIDO PROTEGIDO