La isla de Ibiza es uno de los lugares con más atractivos del mundo. No solo por la belleza de sus calas sino también por sus pequeños pueblos con encanto. Pueblos que destacan por sus casas blancas y su entorno natural privilegiado. Os vamos a hablar de 5 pueblos que no os podéis perder si visitáis la isla.

Santa Eulalia del Río

Un pueblo conocido por su tranquilidad y sus incomparables vistas. Un lugar maravilloso para descansar y para pasear por sus pintorescas calles. Cuenta con un paseo marítimo y un puerto deportivo. Un pueblo con encanto Santa Eulalia del Río que cuenta con un curioso río, como explica su nombre. Un perfecto para unas vacaciones tranquilas e inolvidables.

Es Cubells

Uno de los pueblos más pequeños de Ibiza, pero también uno de los más encantadores. Se encuentra al borde un acantilado que se convierte para los visitantes en un privilegiado mirador con impresionantes vistas. Su preciosa iglesia fue inaugurada en 1864 gracias al tesón del beato carmelita Francesc Palau, al que está dedicado el monumento. Un lugar maravilloso para hacer una excursión interesante.

Sant Miquel de Balasant

Un pintoresco pueblo situado en el municipio de Sant Joan de Labritja que destaca por su iglesia blanca construida sobre una colina. Destaca sobre las demás iglesias de la isla por su forma de cruz y la estatua del escritor Marià Villangómez, una de las figuras más importantes de la cultura ibicenca. Un pueblo perfecto para descansar y disfrutar de la tranquilidad de sus calles.

Santa Gertrudis de Fruitera

Uno de los pueblos interiores de Ibiza que destaca por sus pequeñas y hermosas casas blancas. El centro del pueblo es su preciosa iglesia encalada construida a finales del siglo XVIII. Un pueblo para pasear por sus calles, disfrutar de sus bares y visitar sus tiendas de artesanía y antigüedades.

Sant Carles de Peralta

Por último, os recomendamos el pequeño pueblo de Sant Carles de Peralta. Un hermoso lugar que cuenta con una iglesia encalada de finales del siglo XVIII. Fue elegido como residencia para algunos intelectuales en los años 5 y sigue manteniendo ese aire cultural y artístico. Un lugar tranquilo en que se puede disfrutar de sus maravillosas calas como Cala Llenya o Cala Mastella.

error: CONTENIDO PROTEGIDO