Si vas a pasar unos días en Ibiza, no te puedes perder ninguna de sus excursiones imprescindibles. Os recomendamos estos 4 lugares mágicos en la isla: Atlantis, Es Vedrá, la Torre del Pirata y Cala Llentía.

Atlantis

Un lugar mágico y único en Ibiza en el que encontramos extrañas formaciones rocosas provocadas por la mano del hombre, que extrajeron buena parte del marés que forman las murallas de Dalt Vila del siglo XVI. Los cortes en la roca, la mayoría en forma diagonal, han creado unas extrañas estructura que sorprenden a los visitantes. Un lugar convertido en los años 60 por los hippies en lugar de culto y descanso.

Los cortes en la roca han creado huecos bajo el nivel del mar, que con el oleaje se llenan de agua formando unas curiosas piscinas naturales. Debido a su poca profundidad y su exposición al sol, suelen tener agua caliente y un color verdoso que les hace muy originales, lo cual da un aspecto aún más extraño del lugar. Una zona frecuentada por los nudistas y para los amantes del buceo.

Es Vedrà

Otro de los lugares mágicos de la isla es que Es Vedrà, un islote de forma singular y de un tamaño de 382 metros sobre el mar. Debido a su alto valor ecológico, se encuentra protegido como reserva natural desde el año 2002 en el Parc de Cala d´Hort i Es Vedrà, formado por los islotes de Es Vedrà, Es Vedranell y los Es Illots de Ponent. Un lugar considerado con propiedades mágicas de acumulación de energía y con alto valor ecológico por su fauna y vegetación. Es el paraíso de una gran variedad de aves y lagartijas, la lagartija pitiusa.

La Torre del Pirata

Un curioso monumento al que hay que llegar en algún medio de transporte. Lo más sencillo es alquilar un coche y partir de Sant Josep de Sa Talaia. La Torre del Pirata pertenece al grupo de torres de vigilancia de las Pitiusas, ubicadas en la isla de Ibiza y en Formentera. Su función era proteger las islas de invasiones enemigas y resguardar las embarcaciones atracadas de piratas. Fue construida a mediados del siglo XVIII por el ingeniero Joan Ballester. Un lugar mágico para ver la puesta de sol en Ibiza.

Cala Llentía

Por último, os recomendamos una visita a cala Llentía. Una pequeña cala de piedras planas de canto redondeado. Una solitaria zona en la que solo hay dos casas, una de ellas derruida y otra adentrada en el mar solo visible desde arriba antes de acceder a la cala. Para acceder a la cala hay que ir por un sendero con mucha pendiente, pero con poca dificultad.

 

error: CONTENIDO PROTEGIDO