Así fue el trágico suceso se vivió en el mejor restaurante mexicano de la isla: El Deseo Ibiza. 

Un joven al parecer «con mucha hambre» acudió en solitario a la magnífica terraza del nuevo Deseo en el paseo marítimo de Santa Eularia Del Río.

Según nos informan los camareros del local el chico, pidió pese a las advertencias de los mismos, unos «tacos de cochinita» y una ración  completa de «nachos con carne, guacamole y sus jalapeñitos». 

«Le dijimos que era mucho para una sola persona» «Le advertimos que solo  con media ración sería suficiente» nos comenta Juanito, uno de los dueños del local.

«El muy pinche no hacía caso, insistió en comérselos todos» nos cuenta Alex, el otro dueño, echándose las manos a la cabeza por lo sucedido.

El joven comía y comía y «pa bajar la comida» pidió unos cuantos tequilas (aprovechando que eran mas de las 23.00 y teníamos el 2×1) nos cuenta otro camarero.

Y dicho y hecho. Se comió todos absolutamente todos, sin dejar ni un solo nacho. Al parecer el muchacho salió del local sin apenas poder andar «le veíamos un poco rojo, parecía que no podía ni respirar» nos dice Paco, otro miembro del clan de la familia mexicana.

Según nos cuentan amigos de la víctima, sus últimas palabras antes de morir les dejaron patidifusos:  «estaba todo buenísimo, quiero un postre del Deseo».

Finalmente y según certificaron los médicos, la causa del fallecimiento fue «parada cardio empacho respiratoria por orgasmo culinario». Al parecer una causa poco común que se acaba de cobrar su primera víctima.

¡Vengan al Deseo pero no se quieran comer todo! Aunque ya sabemos que todo está buenísimo» ¡CAILE!

error: CONTENIDO PROTEGIDO