«LA BRÚJULA
PARA OVNIS»

Ibiza es un lugar mágico, rodeado de leyendas, e historias curiosas como la de Guy Laliberté, creador del Cirque du Soleil. Payaso de mente inquieta, sus ganas de conocer mundo le impulsaron a salir de su casa a los 14 años de edad con el objetivo de ganar dinero con el arte callejero.

La Liberté se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna estimada, según Forbes, en 1.800 millones de euros. Uno de sus caprichos fue viajar al espacio para sentir la ingravidez y se convirtió en el séptimo turista espacial.

Este viaje le costo alrededor de los 24 millones de euros por un billete que incluía cuatro días de viaje y diez en la estación espacial. Antes de despegar llevaba puesta una nariz de payaso.

Y aquí viene lo misterioso de la historia;

Cuando La Liberté regreso a la tierra y llegó a su casa en Ibiza, construyó una escultura que constaba de 13 monolitos de entre 10 y 20 metros formando un círculo que representa el movimiento de los planetas alrededor del Sol.

Por eso el monolito central está coronado por centenares de kilates de oro. Según el transmite unas “vibraciones magnéticas muy fuertes”. A su mujer y a el les encanta admirarlo desde su casa y les gusta que los turistas también lo hagan.

Según su mujer le notaba muy extraño cuando regreso del espacio exterior. ¿Tendría La Liberté un encuentro extraterrestre?

error: CONTENIDO PROTEGIDO